¿Cómo cuidarnos y protegernos para evitar la piel grasa?

Una de las condiciones menos deseadas de la piel, es que tenga carácter graso. No solo por la condición en sí, sino porque tenemos bien sabido que los productos en el mercado no suelen ser tan eficientes como quisiéramos. La piel grasa no permite que la base de nuestro maquillaje se fije correctamente y, para colmo, hace brillar nuestro rostro como si tuviera las luces LED de un pub. ¡Traigan a John Travolta que en mi baño baila disco!

Naturalmente, la prioridad la tiene siempre nuestra higiene, pero, una vez resuelta esa cuestión, debemos pensar en el siguiente paso. Para comenzar nuestro día a día es imperativo tener nuestro maquillaje preparado, ordenado y listo para usarse, aunque si nuestra piel no se pone de nuestro lado, esa misión será muy difícil de llevar a cabo. Por esta razón es necesario comenzar una búsqueda de artículos de belleza efectivos.

Cómo cuidarnos y protegernos para evitar la piel grasa

La piel grasa puede darse por varios motivos, ya sea por estrés, ambientes y costumbres negativas, problemas hormonales o incluso debido a nuestra propia genética (sobre esta última mucho no puede hacerse). El verdadero problema, sin embargo, es que entre los productos de Cuidado Facial, pocos se dedican de forma específica a la solución de la piel grasa, ¡que es justamente lo que necesitamos!

La limpieza de nuestra piel no es necesariamente parte del problema, aunque puede serlo: en las tiendas de maquillaje online Colombia, pocos te dicen que tanto la falta como la exageración de limpieza facial, pueden provocar piel grasa. O que una mala alimentación también puede ser gran parte de las causas. Son los médicos especializados quienes nos brindan una información útil y comprobada. Por eso, recomendamos siempre ver uno primero.

La pandemia por el virus COVID-19 no ha sido para nada de ayuda en este sentido, considerando que las máscaras de protección, que hemos usado por más de dos años (y que en muchos casos seguimos usando), han aumentado los problemas de grasitud y acné en números que asustaría a muchos. Aquellos con piel sensible son los que más han sufrido este efecto debido a la falta de oxígeno y la transpiración constante de la piel.

Entonces, ¿cómo podemos evitar la piel grasa y qué productos realmente vale la pena adquirir? Para conocer la respuesta, aquí ofrecemos varias recomendaciones repetidas una y otra vez por profesionales de la salud. ¡Vamos a verlas!

Antes del maquillaje: limpiar la piel correctamente

cosmeticos para la limpieza de la piel

No importa que crema para hidratar la cara utilicemos, si nuestra piel no fue cuidada naturalmente antes de ponérsela. La higiene de nuestra piel, debe ser mantenida de forma sensible, considerada y con mucho amor. En caso contrario, terminaremos cayendo en errores comunes y descuidos que son bastante usuales. El secreto es siempre prestar atención a los detalles sobre la higiene facial.

  • La limpieza de la piel de nuestro rostro debe ser delicada y en momentos muy específicos del día. En primer lugar, debemos limpiarnos con cuidado por la mañana, luego de levantarnos y tomar una ducha. Aún más importante es hacerlo por la noche. Esto se debe a que antes de dormir, es necesario limpiar nuestro maquillaje viejo de aquel día, así nuestra piel se oxigena y repara en el transcurso de nuestro sueño.
  • Antes de utilizar maquillaje para ojos o cualquier otro producto de belleza, es necesario que nuestra limpieza facial no se base en el uso de productos agresivos, de alto pH y que hagan espuma. Esta clase de accesorios lo único que hacen es sensibilizar nuestro cutis aún más y, en caso de no lavarse de forma apropiada, puede hasta tapar nuestros preciados poros.
  • Lo mismo se aplica a los correctores, los cuales funcionan como pre-bases y van en la capa inferior al maquillaje principal. En el caso de estos, es imperativo no usar aquellos con base en polvo por las mismas razones que les contamos en los párrafos anteriores: la falta de respiración adecuada de nuestra piel es una de las razones más comunes por las que se da la piel grasa.
  • Un error bastante usual a la hora de adquirir productos de belleza es inclinarnos por aquellos que secan la piel de manera que no brille tanto. ¡Mal! Nuestro cutis no necesita estar seco como un desierto, menos aún mediante artículos tan fuertes y belicosos. La sequedad de la piel, además, traerá consecuencias que serán muy vistosas en el futuro: como las patas de gallo y decenas de arrugas.
  • Si no queremos dañar nuestra piel, podemos empezar por eliminar de nuestras costumbres la constante exfoliación. Es cierto que de tanto en tanto debemos limpiar las células muertas de nuestra piel, pero como todo, el exceso de esta actividad puede traer problemas a la larga, como dermatitis o acné. Al exfoliar nuestra piel la dejamos desprotegida a muchos elementos que pueden dañarla aún más, como el clima, el polvo y el sol.
  • Nuestro rostro necesita solo dos cosas básicas: aire y estar hidratado. Si alguna vez escuchamos que hidratar nuestro cutis es negativo y promociona la grasitud no es solamente falso, sino que todo lo contrario. Hacer uso de un hidratante para la cara, de manera profunda, moderada y constante, puede ser un gran favor que le hacemos a nuestra piel. Esto permitirá tener un rostro luminoso -que no quiere decir brillante-, sano y atractivo.
  • Existen productos básicos y poco recomendados por el mercado para utilizar ante la piel grasa: ¿por qué esta falta de publicidad? Porque son la mayoría naturales y no ayudan a vender sus artículos de marca.
    En este caso, hablamos de mascarillas naturales, el aceite de salvia, el aloe vera (que podemos plantar nosotras mismas), la manzanilla y la bardana.

Antes que la belleza, siempre está la salud general, la higiene y el cuidado personal. Todas queremos vernos bien todos los días, pero para algunos casos no hace falta tirarnos en el rostro tantos productos y tan seguido, que puede dañarnos. ¡A cuidar de nuestra piel con paciencia y cariño!