Cañón de Araracuara un destino que debes conocer

Un destino que es muy especial para el turista aventurero es el Cañón de Araracuara es un estrecho rocoso y profundo el cual recoge las aguas de la vertiente del alto y medio Caquetá.

Cañon de Araracuara, un destino turístico para aventureros de verdad

Información del Cañon de Araracuara

El Cañón de Araracuara es supremamente Imponente por su paisaje, ademas de interesante por su historia y valuartes culturales, este maravilloso cañón hace parte de la cadena de formaciones remanentes del antiguo Escudo Guyanés.

 

Protagonista de la joven historia geográfica, social y cultural del Amazonas en general, este imponente raudal ha cobrado las vidas de los más aguerridos aventureros en su insospechado paso por el cañón así como de algunos desesperados presos que prefirieron saltar al vacío en el tiempo de La Colonia Penal de Araracuara.

Cañon de Araracuara Meta – Colombia

Hoy, en torno al cañón, la población de Araracuara, Puerto Santander, Puerto Arturo, el chorro de Angosturas, y el río Jarí entre otros la región alberga la mayor riqueza de atractivos naturales, paisajísticos y culturales, aun ajenos a los intereses de las masas.

En los bosques que rodean el Cañon de araracuara es posible encontrar los grandes felinos y las anacondas de 10 metros de largo hasta a especies como el mico León.

También puedes encontrar el mono de menor tamaño del planeta, este pequeño mono posee el tamaño del puño de una mano.

Vídeo del Cañón de Araracuara

La flora es típica de la selva amazónica: árboles de vides, colombiano, hongos y líquenes. Durante principios del siglo XIX las caucherias de goma fueron intensamente explotadas en la zona, trayendo consigo incluso mayor deterioro en las selvas del sector.

Este es otro de los lugares hermosos en Colombia para el turista aventurero y que gusta de los mejores paisajes y la exuberante vegetación. Visita el Cañón y te darás cuenta del poder y lo hermoso de nuestra tierra colombiana, no te quedes sin conocerlo.

Variedades de Colombia © 2018.