Soluciones financieras al alcance de todos

Las soluciones financieras han llegado para acercar a la gente a todo tipo de instrumentos que los acompañen en su día a día y les permita tomar decisiones económicas acertadas.

Hoy por hoy encontramos cientos de soluciones financieras que años atrás parecían imposibles de alcanzar. Esto ha sido posible gracias al avance de la tecnología.

Aquí es cuando se habla entonces de otro término importante: la inclusión financiera. Este concepto se ha convertido en un pilar de desarrollo de las comunidades al hacer que el universo de las finanzas y los préstamos no esté segmentado solo a una minoría.

Ya no se trata de un servicio para algunos pocos afortunados, sino más una serie de productos diseñados para las necesidades de todos.

Es aquí donde la tecnología dio frutos para la inclusión por medio de herramientas novedosas y mejoras en los servicios financieros. En este punto también es esencial destacar la importancia de la seguridad tecnológica, que garantiza operar de manera virtual y sin contratiempos.

soluciones

Tipos de soluciones financieras 2.0

Dentro de los avances tecnológicos podemos destacar algunos aspectos importantes que se llevan los honores como soluciones financieras y productos de vanguardia.

Préstamos online: los créditos son muy necesarios tanto para poder cubrir un imprevisto como para iniciar un proyecto o, por qué no, darse un gusto como irse de vacaciones o estudiar la carrera de tus sueños.

Para ello antes era necesario hacer frente a trámites burocráticos que llevaban mucho tiempo. Pero, en la actualidad, estas transacciones se pueden hacer por medio de empresas financieras 100% digitales llamadas fintech, que disponen de formularios en línea y motores de simulación, con lo cual solicitar tu crédito será una tarea simple y que solo tomará pocos minutos desde la comodidad de tu hogar u oficina.

Tarjetas de crédito: al igual que los préstamos, las tarjetas de crédito se pueden solicitar de manera virtual sin la necesidad de que salgas de tu casa. Además, el plástico llegará a la dirección que indiques.

Pagos en línea: no todo en la inclusión financiera es cuestión de solicitudes, en muchos casos se trata de pagos, ya que esta es una de las opciones más solicitadas por los usuarios.

Las personas, más con la llegada de la pandemia, ya no desean realizar largas colas para pagar sus préstamos y servicios. Y bueno, esto ya es cosa del pasado, ya que puedes hacer todo tipo de transacciones en el acto, sea por transferencia bancaria o por pagos electrónicos.

Atención personalizada: la atención personalizada no se dejó de lado por más que se incorporaran nuevas tecnologías. Muchas empresas brindan el mismo servicio de manera digital en el cual puedes conversar con un asesor de manera remota -por chat, correo electrónico o por teléfono celular- y este te responderá todas tus necesidades.

Solicitar préstamo

¿Qué tan seguro es solicitar un préstamo en línea?

Una de las soluciones financieras más requeridas en estos tiempos modernos son los préstamos en línea, dado que le permiten al cliente contar con una suma de dinero requerida de forma veloz y gracias a trámites sencillos. Pero, ¿es seguro?

La inclusión financiera no podía dejar de lado lo más importante para las personas, que es la seguridad. Por lo cual se invierte muchísimo tiempo y dinero en mantener resguardados tanto tus datos personales, como los de todo tipo de transacción que realices para que puedas operar tranquilo.

Por esta razón, solicitar un crédito en línea, además de fácil y rápido, es muy seguro. Ten en cuenta que tus datos son tratados con el mayor de los recaudos posible, garantizando su absoluta reserva y cuidado de los mismos.

¿Quién puede solicitar productos en línea?

Para poder solicitar cualquier producto financiero debes contar con la mayoría de edad, disponer de una cuenta bancaria a tu nombre -que es donde se hará el depósito del préstamo-, residir en Colombia y tener una línea celular a tu nombre. Con estos simples requisitos puedes solicitar un crédito de manera virtual. Simple y rápido, ¿no?