Manuel Hernando Sánchez Castro : La licencia de Maternidad

La licencia de maternidad, para Manuel Sánchez Castro, es el descanso remunerado que se concede a la trabajadora con posterioridad al parto. Durante este período, no podrá ser despedida sin la previa autorización del Ministerio del Trabajo.

Es por eso que este tema siempre ha tenido su grado de controversia, debido a los efectos en la economía empresarial y la posible discriminación a la hora de contratar personal femenino. Sin embargo, parece que los tiempos cambian y se empieza a notar la inclinación hacia la ampliación de los derechos de la mujer en torno a su rol materno sin perder su puesto de trabajo y su remuneración.

La licencia de Maternidad

La licencia de Maternidad

Toda trabajadora en estado de embarazo y durante el periodo de lactancia cuenta con determinadas protecciones y derechos establecidos en la legislación laboral colombiana. Una de ellas es la licencia de maternidad, la cual consiste en otorgarle a la madre trabajadora un tiempo de “reposo” remunerado, una vez haya nacido su hijo.

Abogado Manuel Hernando Sánchez Castro

Este derecho tiene como fin la protección del menor recién nacido y de la familia como núcleo esencial de la sociedad dentro del Estado Social de Derecho. La aplicación de esta norma podría generar efectos en la cifra de mujeres desocupadas actualmente en Colombia, cuya cifra pasó de 13 millones 998 mil en 2018 a 14 millones 453 mil en 2019.

Incluso, el número de mujeres dedicadas al hogar subió de 5 millones 421 mil en 2018 a 5 millones 960 mil durante el año pasado.

Estas cifras corresponden a la última encuesta y censo de pobreza multidimensional llevado a cabo por la Dirección Nacional de Estadísticas (Dane).

licencia de maternidad

Al ser un derecho de importante trascendencia laboral y conformidad con las directrices de la Organización Internacional del Trabajo, se ha venido ampliando su protección a lo largo de diferentes reformas legales, de las cuales, la última ha sido la Ley 1822 de 2017; que reviste de una mayor protección para la madre, el menor y su familia. Que consta de 14 a 18 semanas, para las madres, cifra que se mantiene para el año 2020, mientras que la paternidad en 8 días hábiles.

Según Manuel Sánchez, para el reconocimiento y pago de la prestación económica por licencia de maternidad por parte de las Entidades de Salud, la trabajadora deberá, cotizar ininterrumpidamente al sistema durante todo su periodo de gestación en curso.

Ahora, para el reembolso o pago de la licencia de maternidad, los empleadores independientes, y personas con capacidad de pago tendrán derecho a solicitarlo, siempre que al momento de la solicitud y durante la licencia hayan cancelado en forma completa sus cotizaciones como empleador durante el año anterior a la fecha de solicitud frente a todos sus trabajadores.

Posible discriminación

discriminación

En 2018, la Corte Constitucional reforzó el derecho de la mujer a recibir sus beneficios maternales, siempre que el empleador conozca previamente sobre su estado de embarazo.

Eso no implica que las mujeres estén obligada a revelar su estado de gravidez al momento de firmar un contrato laboral. En eso, la Corte es clara.

En todo caso, una decisión del alto tribunal, en 2018, estableció que “para poder despedir a una trabajadora durante el período de embarazo o los tres meses posteriores al parto, el empleador necesita la autorización del Inspector del Trabajo, o del Alcalde Municipal en los lugares en donde no existiere aquel funcionario”.

Incluso la Corte declara que es “reprochable” todo acto que atente contra la estabilidad física y emocional de la madre, incluso si recibe una comunicación de despido posterior a su licencia.

Se cree que estas decisiones han propiciado un mejor trato a la mujer embarazada y en período de lactancia materna, que han podido afectar positivamente la brecha de desocupación entre hombres y mujeres que, en 2017, estuvo por el orden de 7 % para ellos y 12 % para ellas, según la Dane.