¿Cuáles son los mejores incentivos para mejorar el desempeño de tu equipo de trabajo?

El mercado laboral es cada vez más competitivo y dinámico. Sostener un plantel de trabajo estable, capacitado y profesional se ha vuelto un desafío para todas las empresas y organizaciones.

La digitalización e innovación tecnológica ha acentuado fuertemente estos desafíos. Gracias a la virtualidad y la posibilidad del trabajo remoto, hoy es posible que profesionales de un país trabajen de forma diaria en un proyecto en el exterior, a distancia y desde una computadora. Esto ha complejizado los mecanismos de contratación y empleo, y ha tornado más difícil a las industrias locales competir con otras de países más desarrollados, que pueden ofrecer generalmente sueldos más altos.

grupo laboral

Por eso, en la actualidad es fundamental tener en cuenta distintos incentivos para tus equipos de trabajo. Estos estímulos van más allá de un monto salarial, y significan mejorar el ánimo de los empleados a modo de lograr un plantel con más experiencia, más capacitado y con mejor espíritu para alcanzar los objetivos tanto a corto como a largo plazo de una empresa. Más información aquí.

Principales incentivos para lograr un mejor desempeño de tu equipo de trabajo

Contar con una buena y eficiente estrategia de incentivos para tus equipos es una inversión sabia para cualquier empresa. Más allá de que estos mecanismos pueden significar un aumento de los costos de los recursos humanos, los beneficios que puede traer un plantel afianzado y comprometido de profesionales implicarán, seguramente, un retorno de la inversión elevado.

Además, un buen sistema de incentivos brindará no solo mejoras en los ingresos futuros de una compañía. También, y esto es posible de comprobar en un periodo relativamente corto de tiempo, se traducirá en un mejor clima de trabajo, un mayor bienestar, que será un estimulante valioso tanto para los empleados como para los directivos. Nada mejor que contar con un equipo de trabajo satisfecho con su día a día: se reducen los conflictos internos, los reclamos y otros inconvenientes que suelen entorpecer los desarrollos y planes de una empresa.

Ahora bien, ¿cuáles son los incentivos más utilizados para promover y afianzar un grupo de empleados comprometidos?

Días libres

Una práctica cada vez más habitual en las grandes compañías es otorgar días libres a sus trabajadores. Si bien hay empresas que permiten a sus empleados no asistir al trabajo los días de cumpleaños u otras fechas determinadas, como los días que se encuentran entre Navidad y Año nuevo, una estrategia más eficiente para otorgar jornadas de descanso es establecer una cantidad determinada de días libres por año que cada empleado puede utilizar para lo que desee.

días libres en el trabajo

Esto va a permitir que en casos puntuales, con previo aviso, quienes integran un equipo de trabajo puedan tomarse cierta cantidad estipulada de días para una ocasión especial, como una escapada de fin de semana o la visita de un pariente que vive en otro país, por ejemplo; o para desarrollar una actividad personal que se ve afectada por el compromiso de trabajo.

Esta flexibilidad en cuanto a la asistencia suele resultar muy gratificante dentro de una compañía, ampliamente valorada tanto por los empleados como por los directivos.

Descuentos y bonificaciones en servicios

Otro incentivo muy popular en el mercado es el de descuentos en productos y bonificaciones en distintos servicios a utilizar por el empleado.

Los descuentos pueden ser tanto en los propios productos de una compañía como en los de otras marcas. Muchas empresas grandes logran establecer convenios y acuerdos con grandes franquicias en donde ambos lados se ven beneficiados: la marca, dado que llega a captar un número de clientes amplio y afianzado; y la empresa, que logra ofrecer a sus trabajadores productos a un menor precio, lo que es traducible a una ganancia en términos salariales.

bonificaciones y descuentos para los trabajadores

Estos tipos de acuerdo, conocidos como win-win, también pueden aplicarse para lograr bonificaciones en servicios para los empleados de una empresa. Puede ser en el gimnasio, algunas escuelas, hoteles y restaurantes, entre otros. Al igual que con los productos, la organización que presta el servicio obtiene una determinada cantidad de clientes habituales, y la empresa ofrece a sus empleados una bonificación en una actividad esencial. Poder contar con bonificaciones en la escolaridad de sus hijos o en la cuota del gimnasio resulta un beneficio considerado valioso para cualquier empleado.

Formación y capacitación

Como en el caso de los descuentos, este incentivo también se traduce en un beneficio tanto para la empresa como para sus empleados. En primer lugar, se puede diseñar un plan de capacitación flexible que se oriente de acuerdo a las necesidades de la compañía y las habilidades a adquirir de los distintos trabajadores.

Hoy en día, con el grado de innovación tecnológica que caracteriza la industria, año a año se presentan nuevas herramientas digitales que requieren de un grado de capacitación que muchas veces falta en el mercado. Destinar recursos, tanto económicos como de tiempo, para mejorar la formación de su plantel profesional, es un imperativo que cada vez más empresas deben evaluar y considerar.

recibir formación y capacitación

Además, los empleados agradecerán contar con la posibilidad de capacitarse. La demanda por formación es uno de los mayores reclamos por parte de trabajadores, que se encuentran, en general, con deseo de mejorar sus habilidades profesionales.

Por último, un plantel laboral en constante formación implica no solo una mayor satisfacción personal de los empleados, sino también un mayor grado de productividad, que necesariamente traerá beneficios para las cuentas de la compañía.

Otros incentivos

Si bien los días libres, los descuentos y la formación son los incentivos más efectivos para mejorar el clima laboral de una empresa y lograr así una planta de trabajo afianzada y comprometida, hay otros posibles beneficios a considerar.

actividades recreativas

La organización de actividades recreativas y deportivas, el desarrollo de jornadas reflexivas y grupales, la consideración y el reconocimiento personal ante los logros alcanzados, y la posibilidad de contar con un espacio de trabajo con habitaciones de descanso, juegos o áreas verdes o al aire libre, son solo algunos de los incentivos que se pueden implementar.

Estas recomendaciones son fundamentales para cualquier departamento de recursos humanos que busque destacarse en su desempeño y vínculo con los trabajadores de una compañía.

¡Ya sabes todo lo necesario para convertir a tu empresa en un lugar de trabajo soñado!